Mi Armario Está Lleno de Tesoros

MisHistorias

Podría pintar en mi mente todos los lugares a los que quisiera ir a comprar mis vestidos y zapatos de ensueño. Estoy sentada en mi escritorio, pero puedo sentir perfectamente el olor a cuero de mis botas favoritas de $400 que descansan plácidamente en la vitrina de una tienda cerca de aquí. Mi mente viaja rápidamente y de repente me encuentro en un cafecito de París, Milán o Nueva York, rodeada de paquetes llenos de nuevos y coloridos vestidos de varias marcas. Me adentro en mis sueños hasta el punto en el que me encuentro tomando un café vestida con un vestido de estrellas de Valentino de  seda y organza en lentejuelas (mi amor platónico) y llego al cielo. Quién sabe si hay otro ser humano al rededor, yo me encuentro sumergida  en mi conversación sobre el amor y otros demonios con Valentino…

El sonido de mi café cayendo al suelo me trae de vuelta al planeta Tierra en menos de un segundo, teniendo que lidiar seguidamente con la pérdida de mi vestido y el resto de los paquetes. Pero me compongo inmediatamente porque la vida es bella (incluso sin Valentino) y lo que es bello de la vida es que nos permite ser recursivos. Me pregunto a mi misma, que es lo que tienen los vestidos caros que los otros no tienen? Tienen poder y nos transmiten ese poder. Nos hacen sentir hermosas y elegantes. Nos dan confianza en nosotras mismas y una dosis diaria de felicidad. Quisiera sentir eso? Si. Por suerte, creo yo, hay otras maneras de acercarnos a la moda, de sentir esa adrenalina y de reflejar esos sentimientos.

No importa que las botas y otros hermosos vestidos no sean una posibilidad, pues hay muchas cosas envueltas por detrás de un look y no todo está relacionado con tener una gran chequera para irse de compras. Afortunadamente, tener un look que sea lindo también requiere creatividad, disciplina y paciencia para manejar el arte de mezclar correctamente las cosas que ya tenemos en nuestro armario, independientemente si son nuevas o viejas. Pero más que todo, se requiere de habilidad para encontrar las piezas adecuadas, algo que yo llamo tesoros.

Tesoros son aquellas cosas especiales que puedes encontrar en pequeños almacenes o en los mercados cuando viajas, o aquello que has heredado de tu madre, tus hermanas y tus amigas a través de los años  y aquellas piezas especiales que compraste creyendo que eran hermosas pero nunca te atreviste a usar pues pensabas que no compaginaban con tu estilo. Son los regalos de tus seres queridos y las cosas que amas con tu corazón porque por alguna razón tienen un valor sentimental.

Tesoros son las cosas de las que no te puedes deshacer, no importa a donde vayas y cuanto espacio tienes en tus maletas o en tu nuevo hogar. Estas representan un tiempo pasado, una memoria vivida o una persona que ya no está cerca de tí.

DSC_0443

Los tesoros son las piezas que ponen el toque especial en mis looks la mayoría de las veces. En mi armario se pueden encontrar zapatos de aquí y de allá, accesorios hechos a mano por artesanos talentosos que venden sus productos a menor escala y vestidos que ya existían en los 70’s y pertenecían a mi mamá, quien siempre dijo que no le interesaba la moda, pero que al momento hubiera podido gastar su salario de un mes en una falda escocesa traída desde Londres a Colombia, pensando que una pieza tan hermosa como esa desaparecería para siempre si ella no pusiera sus manos en ella.

Se pueden encontrar también cosas que pertenecieron a mi hermana o a nuestras amigas y algunas cosas caras (pocas) que compré pensando que las merecía y que al momento pensé que las usaría por toda la vida.

Tener un tesoro es como tener un amigo. Hay que cuidarlo, nunca olvidarlo y de vez en cuando debemos salir con él, compartir tiempo juntos y disfrutar. A cambio, siempre tendrás algo especial para el resto de la vida, recibirás piropos cada vez que salgas a la calle y te sentirás bien contigo misma pues demostraras tu originalidad y creatividad.

Siempre fíjate en los tesoros que puedas encontrar a tu alrededor. Nunca subestimes ningún país, ciudad o pequeño pueblo pensando que allí nunca encontrarás algo que valga la pena. Sal a la calle y comienza a buscar pues no se sabe las cosas lindas que esperan a la vuelta de la esquina. Sabrás el momento en el que encuentres un tesoro, porque sentirás la adrenalina y el palpitar del corazón. Si sabes que es para ti tómalo y ámalo por el resto de la vida.

Luz

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s