La Belleza Duele!

MiEstilo

La belleza duele! Pienso que no existe ni una sola mujer colombiana que no haya oído esto en algún punto de su vida. Nos gusta estar bonitas, nos maquillamos casi todos los días, nos arreglamos el pelo, nos adornamos con lindos accesorios y nunca salimos sin pestañina a ningún lugar.

Pero el punto fuerte está en los zapatos y yo adoro especialmente el efecto que tienen en mi personalidad. Los zapatos tienen el poder de hacerme sentir poderosa y confiada, o algunas veces sencilla pero bien vestida para la ocasión. Este sentimiento no es extraño para cualquier mujer que haya gastado una fortuna en un hermoso par de tacones solo por tener el placer de alcanzar el cielo, o incluso aquella que prefiere gastar en unas zapatillas perfectas para quedarse atada a este planeta y sus placeres.

Los tacones han sido una gran pasión. Salir un sábado en la noche sin los zapatos que permitían llegar a la altura perfecta era una simple pérdida de tiempo. Estos me daban poder, me daban confianza en mi misma para bailar por horas y lugares sin fin. Yo era la reina de la fiesta, al igual que cientos de mujeres bailando a mi lado.

Sin embargo, la sombra fría de los lunes en la mañana eliminaba los esfuerzos en conservar mi estilo para ir a trabajar. Mis pies hinchados me recordaban la fiesta del sábado y la resaca siempre aparecía en forma de agujas apuntando de abajo hacia arriba. Mis pies gritaban ‘no mas!’ pero yo debía usar mis adorados tacones para hacer mi trabajo de abogada. La típica clase de amor en la que tu cerebro te dice no pero tu corazón quiere seguir viviendo sobre el límite, alimentándose así mismo de ese doloroso placer.

Porque no importa que hayamos escogido en materia de zapatos, estos siempre nos dejarán con la pregunta de si tomamos una buena decision después de algunas horas en la calle. Si, es verdad que un buen par de tacones nos darán el control de la situación, pero también es innegable el dolor y la falta de practicidad que pueden convertir un buen día en uno miserable. En este contexto de dolor y placer aparecen las zapatillas como las salvadoras de esta tragedia femenina, pero siempre pidiendo como pago la entrega de los superpoderes ganados con nuestras varitas puntiagudas de tacón.

Las mujeres australianas brindaron la solución al problema. Su estilo desenfadado me enseñó la facilidad de tener unas zapatillas en mi cartera y cambiarlas cada que iba en el tren camino al trabajo. Porque, quien dijo que un lindo par de tacones se usaba para caminar? La experiencia me recuerda los pies y zapatos destruidos así como el modo de caminar después de horas de movimientos agonizantes.

La adopción de este hábito cambió mi estilo y mi modo de vivir. Al principio me pareció extraño porque en Colombia nunca lo vi. Cada vez que me quejaba alguna mujer a mi lado me decía: cual es tu problema? La belleza duele! y esto se quedó tatuado en mi cabeza como una verdad cierta y absoluta.

Pero la moda continuó su camino sin mi y ahora los tacones no son una pieza obligatoria del buen vestir. Las zapatillas han tomado su lugar e incluso las abanderadas de los tenis nos han demostrado su gran estilo al usarlos con vestidos que no están diseñados para hacer deporte.

La verdad sobre la belleza que duele se ha esfumado. Este es un gran logro para las mujeres que quieren estar cómodas y al mismo tiempo vestirse bien. Y con respecto a mi? Todavía amo los tacones, todavía amo la forma en la que me hacen sentir respecto de mi misma y de mi estilo. Pero ahora las zapatillas y los tenis abarcan gran parte de mi armario. Yo quiero comodidad y felicidad. Yo quiero no elegir. Yo prefiero seguir.

Luz

DSC_0054

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s