Clarissa —De Stefan Zweig

Reseña Literaria

Rating: 3.5 out of 5.

Clarissa es una mujer determinada, aunque casi siempre arrastrada por las circunstancias. Su única familia eran su padre y su hermano, ambos militares. Su padre tenia un alto cargo en el ejercito Austriaco y casi nunca estuvo presente. Clarissa debió educarse en un internado, recibiendo las visitas de su padre los domingos en la tarde, a la misma hora en punto.

Ni siquiera en aquellas visitas se intimaba. Clarissa era siempre indagada acerca de sus avances en sus estudios, y el mas mínimo error en tocar el piano o alguna otra de sus materias lo enfurecían. Al mismo tiempo, Clarissa adoraba estas visitas como la única muestra de cariño que le profesaba su familia. Tanto su padre como su hermano eran admirados en el campo militar, y Clarissa se enorgullecía cuando se presentaban en el internado de monjas, causando la envidia de todas sus compañeras de estudios.

Cuando Clarissa terminó sus estudios fue llamada de inmediato a la presencia de su padre. Aquel estaba desilusionado de sus superiores y decidió abandonar el ejército por un tiempo. La cita duró una hora exacta, en la que ella y su hermano recibieron una explicación rápida de lo que ocurriría con ellos y cómo su padre les enviaría dinero para subsistir. Clarissa se puso manos a la obra a buscar una vida para ella, encontrando trabajo con el profesor Siberstein, un reputado psiquiatra que admiraba su poder de organización. Silberstein acudía constantemente a conferencias alrededor de Europa. Fue una suerte para Clarissa el haber sido enviada a Lucerna, Suiza, a una conferencia donde conoció a Leonard, el organizador, un joven socialista francés, políticamente muy activo, del cual Clarissa se enamoró perdidamente.

El estallido de la Primera Guerra Mundial los separó. Clarissa solo se dió cuenta al volver a Austria de que se encontraba embarazada. Nunca pudo darle la noticia a Leonard, al haber perdido todo contacto. Clarisa se ofreció a su vez como enfermera voluntaria en un hospital psiquiátrico donde conoció a un soldado herido que se hacía pasar por trastornado para no ir a la guerra. Tenía fama de cobarde pero Clarissa lo cuidaba. Aquel soldado le propuso casarse con ella y ser el padre de su hijo, sin otro compromiso mas del que ella diera fe de su falsa enfermedad psicológica. Aquel hombre cumplió con su parte del compromiso, pero resulto siendo el infortunio de Clarissa y su hijo.

Alabo de este libro las cualidades de Clarissa, su protagonista. Una mujer disciplinada, estudiosa, determinada, a quien mueve a actuar el amor y los lazos familiares. Sin embargo, Clarissa nunca pudo desligarse de las fuertes convenciones sociales, algo entendible de la época en la que vivió. Primero sometida a los estrictos dictados de su padre, nunca escogió cómo, dónde viviría ni dónde estudiaría. Ni siquiera tenía el derecho de ver a su familia, mas que en aquellos días de cortas visitas. Luego separada de su amante, un socialista francés que de la noche a la mañana se convirtió en el enemigo de Austria y aquel embarazo inconveniente que la hizo sufrir al no saber como deshacerse de él para no indignar a su padre. Su ofrecimiento de ser enfermera voluntaria lo hizo también movida por las instrucciones de su padre y por el deseo de tal vez encontrar a su amante, cayendo en lugar de eso en las manos de un bandido, con quien se casó movida por el miedo a que alguien ajeno descubriera su embarazo. Nada de esto ella lo quiso para su vida. Aun así las circunstancias la llevaron a cada triste situación para terminar en túneles sin salida, con una vida desolada y de desamor.

Hubiera gustado más de una protagonista que tuviera más bríos para enfrentar su vida. Sí al tomar la decisión de tener a su hijo lo hubiera hecho sola, o con la firme determinación de encontrar al padre de su hijo. Si al ofrecerse cómo enfermera voluntaria lo hubiera hecho no por las instrucciones de su padre, si no movida por la compasión y el odio por aquella guerra. Si hubiera tan solo confiado en su padre, o en el profesor Silberstein para que la apoyaran. Muchas variables que hubieran permitido un personaje más fuerte y menos doloroso de leer. Este libro es simplemente el reflejo (un buen reflejo) de lo que una mujer tenia que vivir en aquella época. Del cómo la felicidad le estaba permanente denegada, obstruida y alejada de su mundo.

Luz

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s