El Té Inglés

Mis Historias

‘Las bolsitas de té no son para los que verdaderamente toman un buen té’. —Son las ramitas olorosas y frescas lo que le da el sabor gustoso, ‘al estilo inglés’. —Me decía—. ‘Una vez que las hojas estén aseguradas en el pocillo, agrega el agua hirviendo. ¡Mucho cuidado! El agua no debe sobrepasar unos milímetros más de la mitad de la tasa. Esperar a que el líquido se impregne de un color oscuro y de un suave aroma a hierbas. A continuación, debes poner la cantidad exacta de leche, ni más, ni menos.  Servir inmediatamente y llevar corriendo a donde yo esté’.

Read More

Que Escurridizo Es El Amor

Mis Historias

Que escurridizo es el amor. Va de aquí para allá, de allá para acá, de acá para allá. Podemos verlo venir y escaparse como simples espectadores en un juego de tenis, o salir a por él, dando tumbos y tumbando a otros, como si de un juego de rugby se tratara. De todas formas será difícil atraparlo.

Read More

No tengo nuevos seguidores en este blog, si no más bien nuevos amigos. Y es que siento solo gratitud desde que empecé a dedicar esta cuenta a lo que más amo hacer, que es leer y escribir. Porque al cambiar mi contenido, cambió también mi interés por seguir grandes compañías que jamás se interesarán por lo que pienso y siento. Y ahora blog está formado por una comunidad de viejos amigos, los que siempre han estado ahí, porque me conocen y me apoyan, y los nuevos amigos, aquellos que sin conocerme de nada me dejan algún mensajito para decirme con palabras bonitas que me apoyan también, aunque nunca me hayan visto. Y a veces conversamos, de la vida, la familia, y las emociones revoltosas. Y siento que a través de mi teléfono podría tocar sus manos, y ofrecerles un café. Y siento también que ahora mi realidad virtual es tan cercana como la realidad misma. Gracias a mis nuevos amigos por estar aquí. Gracias a mis viejos amigos porque sé que siempre estarán ahí. Luz

Las madres y el invierno no somos compatibles.

Mis Historias

8:30 am de hoy, tenía solo 5 minutos para llegar al colegio que queda a unos metros de distancia. Son metros insalvables cuando hay que alimentar, bañar, y vestir a tres niños pequeños. Luego a contar los seis guantes que hay poner, tres sombreros de lana, tres bufandas, seis medias. Todos son diminutos y escurridizos y siempre andan olvidados en los rincones de la casa.

Read More