Bolas de Ego y Papel

Mis Historias

Y pasó este año. Y nos dejó con el pelo electrizado de tanto encierro, fatalidad económica y miedo a morir.

Y nos dijo, que no éramos los dioses que creíamos ser, si no unas bolas hechas de ego y papel, que al mas mínimo viento se pueden caer.

Y antes de irse nos peinó, bien liso, con un cepillo de eclipses, solsticios y matrimonios planetarios.

Y a todos nos dijo, dejen de llorar, que nada se va a acabar, que todo vuelve a comenzar. El año, la vida y la esperanza llegarán.

Y aquí esta, en nuestras manos, una nueva bola de cristal, esperando a ver qué deseo pedirás, queriendo, tal vez, que pienses en Ella más!